Fortalece la promoción de la empatía y las habilidades socioemocionales y la prevención de conductas disruptivas, a través de enfoques como cultura de paz, resolución alternativa de conflictos y disciplina positiva.